Buscar
  • rebé fernando valderrama

EN EL PRINCIPIO

Actualizado: 25 abr 2021



Un silbido agudo que nadie oyó, súbitamente un viento espantoso proveniente de la profundidad insondable e indescriptible del Aín, en el inconcebible tiempo que no es tiempo, eones incontables, desde el inconcebible Aín, allá donde no es allá, donde el hombre jamás conoció ni nunca jamás conocerá, allá dónde no es un lugar.

La imaginación más febril y delirante no puede siquiera bosquejar.


Nada conozco con lo que pueda comparar aquel silbido ventoso grandemente. Un nombre es todo lo que tenemos, sólo un nombre para nombrarlo, sólo una palabra cuyo significado no es comprensible ni lo será jamás,el Aín.

Ni el viento más fuerte que pudiése conocer siquiera logra insinuar al portentoso, espantoso viento aquel que no era viento que yo conociera que proviene desde una lejanía insondable, de la nada, decir que la podemos al menos imaginar difusa y abstrusa, al menos lo podemos pensar.

Este inenarrable evento que nadie jamás registró y del que no hay narración histórica que hubiese atravesado aquella lejanía imposibe y llegado hasta hoy, que no puede ser contenido si no por un ser incontenible, en su inmensidad inconmensurable que no tiene principio y que no tiene fin en sí mismo y es principio y fin.

Medito este portento que viene movido por lo incontenible, en el rugido espantoso y a la vez el susurro dentro de mí que me atemoriza hasta el pavor de mi insignificancia, mi pequeñez, mi mortalidad, siento su fuerza irresistible entrando en mí pienso que moriré, -me destruirás, le grite- aunque se que no estoy ni estuve, ni estaré, no obstante, con certeza absoluta lo se, es acaso posible saber distinta e inequívocamente de conocer ?, mi fe me enseña que sí, que puedo saber, más no puedo conocer. Este ser incualificable, que no puede ser categorizado, tan inmenso que los oceános y los mares juntos son nada en una pobre comparación, ese ser admirable hasta donde no puedo calificar a diferencia de mi conoce, me conoce, conoce dentro mí, yo sólo se que está allí más no le conozco, y siento su conocer dentro de mi escrutándo mis entrañas, escrutando dentro de mi como quien busca la marca de auntenticidad que se pone en un valioso objeto.

Cómo se puede resistir este viento portentoso que podría en un instánte arrancar la carne de mis huesos, que todo lo penetra, que nada le detiene, tal es la atracción que siento para dejarme arrastrar por su vorágine.

Oh ! viento portentoso que todo lo llenas que nada te puede resistir, que llevas en tu furor que todo lo ordena con el furibundo silbido de una ráfaga que no cesa jamás, la nada tiembla de terror de sólo escuchar su rugir y que jamás se había escuchado antes, pues sólo conocía el silencio y la soledad del vacío, el viento espantoso a la nada hace retrocede perturbada y despavorida, que formidable viento, que asolador sonido de ese silbido que todo lo llena y que no puedo olvidar su susurro en lo más profundo de mí y que podría arrasar con todo lo se le interpusiera en su camino.

Ese poderoso viento del Aín y simultáneamente lo escucho como un susurro suave, que recorre todo mi ser como la aguas quietas. Medito, cómo puede ser que el Aín esté dentro mí, cómo puede ser posible algo semejante secreto, que maravilloso presente es este y del que nadie ha sabido antes, cómo es esto de que lo inconocible, la realidad inconocible es esta que está dentro de mí y seguir viviendo sin ser aniquilado.

Donde criatura alguna no puede entrar ni permanecer, sin embargo, ahí estoy; lo percibo, está aquí, lo incontenible está aquí, incontenido, incontenible, es una intimidad que es desconocida para mí. No hay nadie más, no veo a alguna otra creatura ni a otra persona y ese tremendo y a la vez suave viento en todo momento, me atravieza por todos mis flancos, desde mi cabeza a mis pies, pareciese tener curiosidad, ahora no se si estoy dentro o está dentro de mí, no respiro es que no me atrevo, no me ahogo, el suave viento me inunda susurrante y aquellas cosas que me parecían importantes se vuelven intrascendentes y sin importancia

...

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo