Buscar
  • rebé fernando valderrama

LA ESTRELLA DE 8 PUNTAS

Actualizado: 26 jul


Polígonos es la denominación de rigor para las estrellas; las más conocidas son la de 5 puntas, es una representación esotérica, la estrella de 6 puntas, o impropiamente llamada estrella de David, o también como la estrella de Salomón, y que nunca lo ha sido; y que representa al moderno estado de Israel.


No obstante, se les puede encontrar en culturas no judías.


Conocida como la estrella del Islam; pero ya veremos, que al parecer, ya es bastante más antigua.


Los antiguos realmente representaban una estrella, o era un símbolo mágico ? .

Ahora, la simbología de la cultura islámica clásica y con la que se ha hecho conocida desde su aparición histórica como tal, es la luna creciente acompañada de una estrella, que astronómicamente es el planeta Venus; sin embargo, en aquel tiempo, se le consideraba una estrella, o más bien, una lumbrera del cielo; ya que no conocían nuestro "sistema planetario", ni sabían lo que es una estrella, según la astronomía moderna.


Venus, que propiamente es la estrella de 8 puntas, está rodeada a su vez por una nebulosa de 8 estrellas que astronómicamente se denominan con nombres de semidioses griegos de la siguiente manera, Atlas, Pleyone, Asterope, Maya, Taygeta, Celaeno, Electra, Merope y Alcyone, que rodean a la estrella a la que estamos haciendo referencia, la cual no se halla dentro de la nebulosa misma, a diferencia de las otras que si están dentro de la nebulosa.


Como podéis apreciar la imagen del Rey Vlad Tepes, lleva una corona de perlas, adornada con la estrella de 8 puntas, hecha de oro puro, en el centro de la estrella lleva una enorme piedra preciosa, un Rubí, que su vez está rodeada de 8 perlas más pequeñas. Y sobre ellas 5 perlas de mayor tamaño, que corresponden a las 5 luminarias conocidas y más importantes en la astrología.


Es inequívoca la referencia a la estrella del atardecer, rodeada por la nebulosa de las Pléyades, y las 5 estrellas mayores en el cielo.


Presente esto en todas las culturas antiguas.


La estrella de 8 ángulos es un símbolo pagano femenino, y así se le puede encontrar en todas las antiquísimas culturas conocidas; con distintas advocaciones, y variadas ideas sobre la misma en cuanto símbolo ritual, pero lo común a todas, es su representación como figura antropomórfica femenina, de características idolátricas.



La numerología juega su papel en todo simbolismo, a diferencia de otros que son una imagen, una representación pictórica, o una escultura, de algo que pudiese ser real, o quizás una analogía, una metáfora.


El número 8 se remonta hasta la actualidad desde otroras culturas; está relacionada con los 2 ídolos mencionados; uno diosa del inframundo, Lamastu, su descripción es grotesca, monstruosa, "maleficiosa", depredadora del ser humano, de los recién nacidos, y de pocos meses. Su representación resume la maldad en grado sumo.

El otro, un dios fálico, alado, llamado Pasusu, y en su descripción es muchísimo menos repulsivo que el primero, es beneficioso, "protector de las madres", de los recién nacidos, y de pocos meses.


El cine rebajó a este último a la categoría de un demonio ordinario, traspolado sin fundamento alguno como el diablo cristiano, algo antojadizo y fuera del contexto religioso de esos pueblos. Esta idea fue una invención para filmes mediocres a pésimos de la década de los 80.


Ambos son ídolos menores, en comparación al mayor de todos llamado An; ambos se hallan en jerarquía por encima de los demases ídolos acadios.

El número conocido como el dígito 8, ya lo encontramos en la época en la cultura acadia, no en cuanto concepto aritmético como lo en la actualidad, eso lo sabemos porque el sistema aritmético usado en aquel tiempo era el conocido como sistema sexagesimal, y su mínima unidad es el dígito 3, que se representaba con el dedo menor de mano izquierda, como vemos no conocían el dígito 8 como tal, es decir, no tenían la idea del dígito 1.


Ejemplo, el sujeto A se encamina donde el sujeto B, para comprar ganado del que tiene en el mercado para vender; el sujeto A, el enseña su dedo meñique, indicando al sujeto B que comprará sólo la mínima cantidad, que sería 3 ovejas, o cabras supongamos, los detalles los omitimos, pues no tiene la idea de 2, menos la idea de 1, no se podía vender o comprar menos de 3 unidades de algo. La razón es que si así fuese, de esta manera, se entendería un sistema aritmético digital, como el que conocemos. Lo que no era en ese entonces.



De su forma poligonal, se originan símbolos aparentes distintos, que han tenido una particular influencia, determinando el mundo que conocemos, y no de manera feliz, o al menos constructiva para el intelecto, si no al contrario, desata fuerzas devastadoras contra todo aquello con lo que de alguna manera se relaciona, es el caos.


Todas las estrellas se fundan en la forma primaria, pues no hay otra, es la forma donde se originan todas las formas, ya dejamos en claro que el punto es un triángulo.


En apariencia vemos formas diversas, pero solamente son ilusiones ópticas que nos hacen creer o pensar que no siguen ningún patrón en particular. Asimismo ocurre con cualquier forma aunque en apariencia no nos percatemos de ello, y nos parezca simplemente azaroso en su forma.


Por ejemplo, la pirámide de 4 lados, no es otra cosa que el ordenamiento de triángulos, dando forma a un volumen en sus dimensiones de área y altura, pero básicamente son triángulos.


Polígono, o estrella de 8 puntas.


La forma última y origen de todas las formas es el triángulo, que es una cuarta parte del cuadrado, al juntar 4 triángulos orientados los ángulos convergentes de sus lados de cada triángulo, y a su vez hacia un punto común, que simultáneamente es un triángulo, o más preciso, sería un volumen piramidal de 4 lados, con las mismas características del triángulo como ya expliqué, común a los 4 triángulos, tenemos el cuadrado y la proyección geométrica de estos, resultará en la estrella de ocho puntas, como ya viste.


Pero con seguridad te habrán dicho en la escuela, que la mínima forma es el punto, por ser nada visible nos crea una ilusión de otra cosa distinta y sin forma, pero no es así, es un triángulo tan pequeño que no lo podemos distinguir con la vista, y cada forma es delineado por estos, así como los 4 triángulos conforman el cuadrado, que no existiría sin la ordenación, o armonización geométrica de sus triángulos.


Seguramente esto traerá a vuestra memoria cierto signo muy particular, como un gesto de magia moderna; y otras tantas sectas de por ahí que usan el mismo gesto. No diré más.



8 visualizaciones0 comentarios