Buscar
  • rebé fernando valderrama

ALMAS CAUTIVAS

Actualizado: 11 jul 2021



La gente interesada en el Kabalah en su mayoría asiste a esas instituciones, con variados y rinbombantes nombres y lugares de altos ingresos económicos, donde tienen sus sedes y ofrecen su adictivo menú de productos y cursos.


Las más difundidas y conocidas se encuentran en norteamérica EU y con no pocas celebridades "hollywoodenses" asistiendo, por mencionar a Madonna y KathyPerry ambas estrellas discográficas con millones en ventas, a estas dos famosas tienen mucho tema y que dejaremos para otro momento.


Pero qué es el Kabalah ?


Las innumerables definiciones que el lector interesado puede encontrar en red no son otra cosa que agasajos para los ojos de los potenciales clientes de las instituciones a las que me refiero y no mencionaré pero seguramente ya sabe cuales son; remarco la palabra "clientes" con la categoría de "clientela cautiva" que es la expresión técnica del management en este tipo de organizaciones.


Yo ciertamente enseño Kabalah en privado y personalizado, distante de este tipo organizaciones. Soy bueno en mi oficio pues mi motivación está lejos de ser materialista y quienes estudian conmigo lo saben latamente, lo avanzado que me encuentro en el Kabalah y el misticismo judío.

Esta disciplina no es multitudinaria mucho menos masiva.


En la síntesis de cada uno de mis artículos en este blog que sugiero a usted leer detenidamente, en estos usted lector, se dará cuenta que este autor tiene clara y certera y acabada experticia en estos temas y sin pretender una falsa modestia y meridianamente conciente de mis habilidades que son dicho en latín -SummaCognoscere.


Eso que no es de extrañar es a dónde se dirige una persona a quien le ha surgido este interés súbito, seguramente va a recurrir a la red donde obviamente encontrará más para mal y para bien todo un abanico de ofertas para esto de las seductoras instituciones que comercian repletas de comodidades y recursos pero vacíos de contenido.


Al respecto puedo decir con la más categórica certeza a las personas en quien ha surgido estas ansias por saber al respecto, es no vayan, perderán su tiempo y dinero; no obstante, no escucharán mis desinteresados consejos, porque no pueden ya que se encuentran bajo el influjo de su seducción.


Estas personas asisten a estos centros que pomposamente dicen difundir estos ancestrales secretos, a cambio de onerosos pagos, haciendo comercio con las expectativas desmedidas en la mayoría de los casos de comprar algún alivio para sus afligidas almas, pese a la contraindicación espiritual de que adolecen estas entidades arcónticas que se alimentan de estos últimos.


Tienen para la gente que sabe nada de nada de esto tan sublime que es el Kabalah y susceptibles a su propia sugestión con una fuerza que los arrastra hacia aquellas instituciones y no tienen la menor explicación que pudiese ser razonable para ellos mismos, algo ajeno a ellos mismos les está llevando.

Y a este fenómeno, para ellos un fenómeno que no pueden explicar y lo denominan o lo definen como una suerte de actividad energética desconocida, una energía sobrenatural que posteriormente adjetivarán como un tipo de energía cuántica o de otra clase con toda seguridad, siguiendo la moda dialéctica de la institución en la que se hallen y en la que harán cero progreso, nada, en el saber que anhelaban y permaneciendo en las mismas condiciones espirituales o peores que cuando llegaron a aquellas.


En una visible y supina esterilidad espiritual

Lo adictivo y abyecto que puede llegar a ser en estas personas de manera tal que pese a que todos sus sentidos han encendido luces rojas de alerta, para que salga de ese ambiente, no lo hacen, porque no pueden, se hallan cautivas sus almas sin que nadan puedan hacer, para cambiar su condición en la que se encuentran, agudizándose su oscuridad hasta casi hacerse perceptible a sus sentidos al punto tal que pueden perder la cordura.


Almas cautivas hechas adictas de palabras absurdas y sin sentido, que son proferidas por irresponsables y viles instituciones con pretensiones de trascendencia a los mundos superiores. Soy furibundo crítico de estos mercaderes de la ilusión, asimismo de su necia clientela que sólo busca palabrería a la medida de sus carencias y sus torcidos paradigmas, que entregan sus almas a la demencia, al vacío, a la nada; ambos trabados en una relación igual de torcida que se refuerzan en sus propios embustes, sean emisores, sean receptores de estos; no hay víctimas, no hay victimarios sino una relación tortuosa, ambos víctimas y victimarios mutuos y de sí mismos.

No voceará en la calle. No quebrará la caña que se dobla, no extinguirá el pábilo que vacila.

Esta es la naturaleza de como ha de ser enseñado el Kabalah de manera tal que el estudiante es para ser elevado y para ello su sustrato es del todo opuesto a lo dicho con toda sabiduría por el jajamín; pues la caña que se dobla no tiene más propósito que ser resquebrajada del todo, asimismo el pábilo vacilante será extinguido, el destino del que vocea en la calle no tiene otro propósito que ser desoído, ignorado y despreciado.


Es justo entonces exponer el Kabalah a esas bajezas y abominables desprecios.


Lo que ha sido purificado como el oro fino ha de ser arrojado a las impuras manos de la chusma ?, se puede acaso permitir que las manos grasosas de la impiedad puedan asir el blanco lino inmaculado ?; ellos cuyo final será el de la caña doblada y el del pábilo que ya no alumbra, sino que arroja su pestilente humo y el del necio vocero.


36 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo